¿Por qué no debes comprar aretes baratos?

4 buenas razones por las que debes cuidar esa parte de rostro y nunca comprar aretes baratos. Cuida tu salud e invierte en joyas de calidad con estilo.

By: P. Azriel

¿Por qué no debes comprar aretes baratos?

Los aretes son aquel accesorio imprescindible al armar un atuendo, casi que es una prenda más, sin la cual nos sentiríamos desnudas. Con el par adecuado, puedes tener fácilmente un look completo y salir de casa con esa actitud inconfundible de confianza que da el estar bien vestida y cómoda. Dependiendo de tu estilo, puedes elegir entre tachuelas, aros, piedras colgantes, etc., los aretes no solo son accesorios, después de todo, son parte de tu reflejo, uno bien construido que te describe perfecto. Si hay algo respecto de estos accesorios, es que nunca se debe imponer precio sobre calidad, recuerda que los llevas cerca del rostro, por lo cual, nunca debes comprar aretes baratos.

Mi padre solía decir: “Lo barato sale caro”. Es mejor invertir en aretes pequeños, pero de buena calidad. No tires tu dinero, en joyería lo barato no dura y a largo plazo terminarás pagando más.

Obviamente, está bien no querer gastar demasiado en cada compra de accesorios, comprar aretes para nuestros outfits o para ocasiones especiales cada vez, pensando que no los volveremos a usar solo sumará nuestra cuenta de gastos. Confía en mí, no es una buena ida comprar accesorios de una noche, que desecharemos en poco tiempo, en lugar de malgastar dinero en aretes de un solo uso. Aquí te daré 4 buenas razones por las cuales comprar aretes de calidad en más rentable.

1. Las cerraduras del pendiente no encajan

Los aretes baratos suelen tener terminaciones imperfectas que terminarás odiando. El enhebrado podría ser muy débil, poco resistente a doblarse, podrían no encajar y perderías los aretes al estar flojas. Imagina que llevas aretes de plata de imitación a una entrevista de trabajo, no quedaría bien que perdieras uno con facilidad al pasarte la mano por la oreja o al recogerte el cabello. Presentarte solo con uno de ellos crearía una imagen descuidada y poco organizada de ti.

2. Acabados imperfectos

Los aretes baratos son producidos en masa, sin prestar atención a los detalles pues salen de un molde. Esto significa que los detalles más finos de los aretes pueden tener defectos o porosidades, en donde el metal derretido, por densidad, no llene el molde. Esto nunca es bueno, estas piezas porosas o ásperas pueden lesionar tus lóbulos al usarlas. Las piezas con pulido defectuoso pueden dañar la ropa al engancharse y arruinarlas para siempre.

AZRIEL ofrece aretes de alta calidad a precios asequibles para garantizar que nuestros clientes obtengan lo mejor. Uno de nuestros productos estrella son los aretes perla de río, confeccionado en plata 950 y perlas cultivas.

3. Se arruinan rápidamente

Los aretes hechos con materiales dudosos o con metal de baja pureza se dañan fácilmente. Pueden empeñarse u oxidarse en solo unas pocas semanas y el seguro de los pendientes tienden volverse negros o verdes con el aceite de la piel y romperse fácilmente. Si los aretes tienen detalles como cuentas o brillantes plásticos, lo más probable es que hayan sido unidos con pegamento, lo que significa que se caerán con el uso, ya que tu cuerpo trasfiere calor a los aretes. Como vez, hasta aquí ya tenemos 3 pruebas de que “lo barato sale caro”, porque estos aretes realmente no durarán y terminarás pagando más, porque tendrás que comprar nuevos pares seguido.

Ahora vamos a conocer la razón más importante.

4. Irritación de la piel, alergias, infecciones y otros riesgos para la salud.

Los metales baratos no son buenos para el diseño de joyas, especialmente aretes, ya que estos entran en contacto directo con tu piel. Si has leído nuestro post “5 razones para comprar joyas de plata libres de níquel e hipoalergénicas” sabes que los pendientes de grado no quirúrgico causan reacciones cutáneas adversas, incluso en personas que no tienen antecedentes de alergias. Esto se agrava si sufres algún tipo de sensibilidad en la piel, tus lóbulos de las orejas pueden inflamarse, las sentirás calientes y dolerán, en el peor de los casos, se infectarán, haciendo que de tus lóbulos brote pus y se endurezcan. Si sufres algún tipo de alergia, lo mejor será comprar aretes de buena calidad confeccionados en metales preciosos como el oro o la plata.

Una vez que los lóbulos de las orejas se han infectado, pueden tardar entre seis a ocho semanas en sanar. Cuando las perforaciones son en el cartílago, que es la parte más dura de la oreja, tardan aún más en sanar y son mucho más propensas a infecciones.

¿Por qué no debes comprar aretes baratos?

Ten en cuenta que cuando usas aretes, los pones a través de los lóbulos de las orejas. Además de causar irritaciones en la piel, algunos metales utilizados en las aleaciones de joyas baratas contienen metales en altas concentraciones como el níquel, que pueden causar una reacción severa. Esto puede conducir a riesgos peligrosos para la salud, incluso si los aretes no parecen amenazantes.

Al comprar aretes baratos, es posible que pagues un precio inferior, pero también obtendrás menor control de calidad. Los buenos aretes no necesariamente caros. Hay muchos aretes en el mercado a precios razonables que están hechos de metales preciosos que garantizan tu salud mientras los usas una y otra vez.

Por favor, no olvides comentar y compartir este artículo si lo encontraste útil. Gracias por visitar AZRIEL.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *